El coqueteo por las redes sociales ¿Es engaño?

Incluso el engaño o también conocido como infidelidad ha logrado innovarse, pues ahora las redes sociales son la plataforma principal para coquetear, y no precisamente con tu pareja.

Detrás de una cuenta de Facebook, Twitter, WhatsApp y demás redes sociales se podría esconder una infidelidad. Si bien, hace algunas décadas la infidelidad consistía en atrapar a tu pareja teniendo contacto físico con otra persona, pero ahora esto ha evolucionado y toda red social son la ruta perfecta para engañar, pues no solo sirve como una herramienta de trabajo, pasatiempo, comunicación con amistades y familiares, sino que también abre una puerta más a la infidelidad.

La tecnología permite que las emociones traspasen pantalla, y el no ver a nuestra pareja cara a cara con la persona que nos engaña o coquetea, no lo justifica de ser infiel. A veces las palabra o el texto en las redes sociales hacen más daño que encontrar a tu pareja en una situación erótica con otra persona.

Si bien es conocido, existe un alto porcentaje de parejas que han terminado su relación por culpa de la Internet, siendo en su mayoría hombres infieles.

Muchos se preguntan si se considera infidelidad el intercambio de mensajes seductores con otra persona o hacer coqueteo a través de Internet. A continuación te compartimos lo que las personas enfrentan al saber que su pareja coquetea mediante Internet:

Todas las parejas son diferentes

No hay parejas disparejas, son dos personas las que la conforman y saben cómo se manejará su relación, llegan a un acuerdo y en ese acuerdo puede que hayan decidido tener una «relación abierta», ello da paso a tener una relación en armonía. Pero, qué pasa cuando llega un mensaje coqueto y se hace caso, basta con este mensaje que se desata todo un infierno. Lo primero que debe quedar muy en claro es que, como adultos, tú decides si continuar con el coqueteo o te retiras.

Respetar

El daño por un flirteo se ocasiona tanto si a tu pareja lo descubres físicamente como en todo lo virtual (mensajes en redes sociales y todo aparato tecnológico). De que se genera daño y se ocasiona dolor es una realidad. Al principio de tu relación es probable que tú y tu pareja hayan establecido reglas, un acuerdo que se deberá respetar, y a veces las redes sociales hacen una mala jugada. Lo peor que puede ocurrir es que tu pareja te descubra y es en ese preciso momento donde la confianza comienza a quebrantarse y ésta será difícil de volver a ganarla.

shutterstock-715081060.jpg

La comunicación

La comunicación acompañará en todo momento a tu relación. Pero, si tú estás por aburrimiento, por querer salir de la rutina, porque en tu relación la comunicación es nula y decides entrar al coqueteo virtual, recuerda que el que juega con fuego se quema. Y éste «pequeño desliz» puede ser el principio del fin para tu relación.

Por otra parte, se consiente que el daño que ocasiones a tu pareja será difícil de reparar, algunas veces imposible de solucionar. Además, es probable que por salir de la rutina sólo lo hagas para distraerte o pasar el rato, así que ten cuidado, ya que podrías afectar a dos personas, la que está al otro lado de la pantalla y a tu pareja. Recordemos que no todo lo que aparece en Internet está lleno de veracidad, mucho menos en las páginas que prometen encontrar a tu media naranja.

Analiza tu relación

Si por desgracia te llegas a topar con un mensaje virtual de tu pareja hacia otra, antes de discutirlo con ella es mejor que te pongas a analizar que ha ido mal en tu relaciónqué es lo que llevó a tu pareja a caer en un coqueteo virtual, o mejor dicho, infidelidad, ya que virtual o física no cambia las cosas.

Cuando una relación es buena, se comparte, se comunica, las redes sociales no tendrían que ser la manzana de la discordia, éstas quedan en segundo plano, pues únicamente servirán para coquetear pero con tu pareja, con nadie más. Evita pasar por estrés, depresión, acércate a tu pareja, no hay comunicación más efectiva que la de cara a cara.

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Escrito por: Ana Delgadillo Almeray

Dabalash Oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *