Insomnio; «El enemigo en cama»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el insomnio como “el problema al iniciar y/o mantener el sueño o la queja relativa a un sueño no reparador que se produce durante, como mínimo, tres noches por semana y se asocia con angustia o incapacidad diurna”.

El Trastorno por Insomnio interfiere en la calidad de vida de las personas, y los afectados por este problema, además de presentar síntomas como fatiga y somnolencia diurna, también muestran cambios en el comportamiento (cambios en el estilo de vida) y cambios cognitivos (fallos de atención, memoria y aprendizaje), que afectan significativamente a sus relaciones familiares, sociales y laborales.

Un dato importante es que las mujeres están más afectadas por este desorden que los hombres.


Tipos de insomnio:

*Insomnio de conciliación: La persona que lo padece suele quejarse de que no puede conciliar el sueño cuando se acuesta, y cuando lo consigue ya han pasado varias horas desde que se acostó.

*Insomnio de mantenimiento o despertares múltiples: En este tipo de insomnio la persona se duerme con normalidad pero al poco rato se despierta y a lo largo de la noche tiene múltiples despertares que impiden que tenga un sueño reparador. Se suele despertar con la sensación de que ya durmió lo suficiente, pero mira el reloj y sólo han pasado dos o tres horas o menos aún, intenta dormirse nuevamente, pero esto le cuesta mucho, llegando a conseguirlo en las horas cercanas al momento de levantarse para realizar sus ocupaciones (trabajo, estudio, ocuparse de los chicos, casa, etc.)

*Insomnio de despertar precoz: En este proceso la persona suele dormirse fácilmente al principio, pero duerme poco tiempo despertándose muy pronto por la mañana y siendo incapaz de volver a conciliar el sueño. Por desgracia no ha conseguido descansar lo suficiente, por lo que durante el día padecerá somnolencia.

Algunos consejos útiles son:


Acuéstate sólo cuando tengas sueño.
-Utiliza la cama solo para dormir (o actividad sexual).
-Levántate y sal de la habitación si eres incapaz de dormirte en 15-20 minutos. No regreses al dormitorio hasta que empieces a sentirte adormecido.
-No duermas siestas y levántate siempre a la misma hora.
-Mantén horarios regulares para acostarte y levantarte todos los días. No importa el tiempo que hayas dormido o si tienes sueño.
-Establece todos los días antes de acostarte una serie de conductas rutinarias que indiquen la proximidad de la hora de dormir (cerrar la puerta, el gas, …)

Fuentes de información: https://www.areahumana.es/como-combatir-el-insomnio/ y https://www.psicoactiva.com/blog/el-insomnio-psicologico/

Si te interesa saber más sobre «Higiene del Sueño», te invitamos a visitar nuestro artículo https://dabalashoficial.com/blog/2016/05/30/higiene-del-sueno-no-es-solo-dormir-sino-dormir-bien/

Dabalash Oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *