Efectos del excesivo control de una Madre en los hijos

Los efectos de una relación con una madre hiper controladora pueden ser devastadores en los hijos, tanto a corto como a largo plazo. Algunos de estos efectos se detallan a continuación:

  • A menudo, las personas que han llevado una vida completamente controlada por sus madres pueden desarrollar relaciones pobres con otras personas. Esto es debido a que se sienten muy inseguros y avergonzados de sí mismos, por lo que las reacciones de los demás pueden llegar a sobrecogerlos.
  • Es probable que no consigan actuar de forma madura con en sus relaciones, ya que no han aprendido cómo manejar sus propias emociones o sus pensamientos, ya que estos nunca han sido una prioridad, sino algo molesto para los demás. Además, la capacidad para decidir por sí mismos ha sido anulada, por lo que conectar e intimar de forma real con otras personas les genera una gran dificultad.
  • La agresividad y hostilidad pueden aflorar en estas personas debido a la sensación e inseguridad y a la falta de habilidad para manejar emociones.
  • Las personas que crecen siendo influenciados por este tipo de modelos adultos pueden llegar a convertirse en seres codependientes que se esfuerzan demasiado en hacer felices a los demás como moneda de cambio para “merecer” el amor de otros. Esto hace que puedan llegar a mentir y negar hechos para complacer constantemente a os demás, negando su propia personalidad que a veces ni siquiera conocen.

Qué pautas seguir para dar libertad a los hijos

Algunas pautas para conseguir que nuestros hijos tengan libertad para crecer de manera sana y convertirse en adultos seguros de sí mismos son:

Ofrecer a los hijos la mayor independencia posible

La libertad para tener sus propias responsabilidades consigue poco a poco que los hijos se conviertan en adultos capaces de tomar decisiones con coherencia y seguridad en sí mismos, esto no significa apartarnos por completo de los jóvenes y dejar de guiarlos, sino darles espacio y libertad para convertirse en personas independientes. Conseguir adultos emocionalmente sanos y responsables de sí mismos es uno de los mayores logros de la paternidad y enseñar a los hijos a auto controlarse con libertad propia y amor, es una condición indispensable.

Dejar que los jóvenes tengan su propia voz

Aprender a expresar las propias opiniones con libertad, sin miedo a las críticas o al enfado es importante para el desarrollo de las personas. Los padres deben fomentar la  comunicación, informar, razonar y guiar a los hijos desde el respeto a su propia voz y opinión. Imponer ideas y conductas de forma obligatoria solo consigue frustrar el desarrollo del futuro adulto.

Cultivar la propia independencia como padres

Cuando los padres focalizan el 100% de sus vidas en el cuidado de los hijos pueden llegar a olvidarse de sí mismos y a sucumbir a comportamientos excesivamente obsesivos e inestables. Tanto padres como hijos son seres independientes e individuales que deben poseer su propio espacio, sueños y motivaciones. Esto no significa que los padres no deban preocuparse o cuidar de cerca a sus hijos, ni mucho menos que no deban ser padres amorosos, más bien se trata de reflejar amor y respeto por uno mismo, conductas que posteriormente los hijos adoptaran como adultos sanos y responsables de sus propias vidas.

Fuente: https://www.psicoactiva.com/blog/las-consecuencias-de-tener-una-madre-controladora/

Dabalash Oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *