¿¿¿Envidiamos o Nos Envidian???

envidia-separacion

¿Envidiamos o nos envidian? La primera parte del artículo puedes verla aquí: «Si la Envidia fuera una Infección…»

La envidia de los demás nos hiere, perjudica y lesiona. Si demasiadas personas nos envidian, si procuran por cualquier medio disminuir nuestro valor, desacreditarnos ante los demás, si esta acción es permanente, uno termina por sentirse asfixiado.

envidia-2Si llevas a cabo algo que consideras admirable y caes en la cuenta de que esta acción suscita una respuesta negativa, redoblas los esfuerzos y aumenta la hostilidad de aquellos que crees  deberían comprenderte mejor, más fácilmente; que deberían manifestarte el reconocimiento que consideras merecer.  Es una situación difícil, en especial cuando es con gente con la que tienes un trato diario.  Son momentos en los cuales percibimos a la envidia como una presencia agresiva.

 

Este sentimiento de envidia, se activa cuando la persona se ve disminuida al compararse con alguien, con lo que posee, con lo que ha lograd hacer en la vida; pero éste es un intento torpe de recuperar la confianza, la autoestima, porque se basa en la desvalorización del otro.

envidia-entre-mujeres

envidia-te-pincho-el-globo

 

 

Por consiguiente es un proceso: primero aparece la confrontación, la impresión devastadora de empobrecimiento, de impotencia, y liego, la reacción agresiva.

 

 

envidia-ninos

 

Desde pequeños hemos estado expuestos y hemos tenido una educación que desarrolla en nosotros este sentimiento. De una u otra forma, en casa lo hemos visto, ha sido fomentada o mal canalizada. Sería bueno que pongamos atención en ello y aprendamos a manejarla.

 

envidia-comparacion-de-los-padres

Lo triste es que esto se vuelve un vicio y por otra parte es algo que la sociedad condena y que rechazamos en nosotros mismos. Así que no solamente es un sentimiento o una conducta, también es una prohibición.envidia-prohibicion

El lado más negativo de la envidia es que entorpece las relaciones entre las personas y aísla a quien la padece.

Cuando la envidia aparece entre la pareja, destruye lentamente el vículo y la violencia de distintas formas crece. Aquello que nos gustó de nuestra pareja, se convierte en nuestro motivo principal de riña, y generalmente la envidia se esconde detrás de ello.

envidia-en-pareja

Debemos asumir que todos los seres humanos sentimos envidia, pero no por ello debemos avergonzarnos o tratar de negar el sentimiento como lo hacemos la mayoría de las veces.

“Sólo si identificamos el problema podemos enfrentarlo y de esta manera resolverlo, pero si ni siquiera lo admitimos, jamás podremos sacar el mejor provecho.  Si no puedo aceptar el reto, la envidia se fortalece y toma una fuerza inmediata imposible de controlar.  Se forma una barrera, se nubla la visión de la realidad externa, se oscurece la zona interna y entonces las emociones trabajan de manera autónoma, o sea sin mi elección, como en el caso de los celos.  La necesidad de amor y de comparación me sirven para no disfrutar del amor y de mis logros, sufriendo por lo que no obtengo”.

No podemos renunciar a nuestras metas ni anhelos sino, por el contrario, debe estimular nuestro deseo para reconocerlo en nuestro interior, aceptarlo y esforzarnos para lograrlo. Por consiguiente, la envidia positiva no rechaza la competencia, sino que la acepta y además asume con responsabilidad el riesgo que implica.  O bien, incluso da un paso más; genera un interés activo.  Es esta una envidia que se transforma en algo diferente, un puente que nos conduce a la superación.

El autoconocimiento nos permite situarnos en la conciencia y ver claramente que las pérdidas no son una posibilidad remota, sino una realidad corriente y siempre presente, un elemento inevitable.  Entonces puedo permitirme la posibilidad de sentir envidia o celos y vivirlos a fondo; esto significa hacer consciente una parte desconocida de mí.

Hacer esto es elegir actitudes aquí y ahora; es valerse de las herramientas necesarias para superar cualquier obstáculo.

Dabalash Oficial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *