Dime cómo come y te diré si te conviene…

hombre come

¿Sabías que a un hombre se le puede conocer en la mesa?

«Dime cómo come y te diré si te conviene…»

Si parece que va a comerse hasta el plato y no es capaz de conversar, porque no deja de comer, resultará un muermo como compañía.

Si se empeña en compartir platos y luego no deja probar bocado por su voracidad, está claro que únicamente vela por sus propios intereses.

Si ves que se dedica a menear el platillo, descartando ingredientes y demostrando ser demasiado “tiquismiquis”, probablemente no sabe disfrutar de la vida.

Si pide a gritos “el mejor vino” y luego te lanza un discurso sobre “su bouquet”, estarás ante un pretencioso.

Si te da un concierto de cuchara contra plato para rebañar una gota de sopa, puede ser un maniático y/o un tacaño.

Si se atiborra de pan y luego resulta que no tiene hambre, estás ante un ansioso.

dime como come 1

No te fíes tampoco de la persona que come con elegancia exquisita y gestos muy medidos, ya que revela cierta incapacidad para la espontaneidad.

Si insiste en comer lo de siempre y no se atreve con platillos nuevos, es seña de que es bastante aburrido y poco arriesgado.

Si va picando de un plato en otro sin que nada le acabe de agradar, demuestra que es inconstante, ansioso y poco de fiar.

Si le da por comentar lo que pides y te hace sugerencias continuas sobre cómo comer o combinarlo, te habrás topado con un metomentodo y un tanto controlador.

dime como come 2

Si se toma  mucho tiempo en la comida y es metódico a la hora de comer (horario determinado, cada ciertas horas y no cambia su calendario) es una persona controladora, dominante y estructurada. Alguien que planea su vida y  la ejecuta basada en un estilo rígido.

Si estás tomando tus cubiertos y él ya se acabó la mitad de su platillo, y quizá te presiona un poco a comer a su misma velocidad, has encontrado a un chico impulsivo, que actúa muchas veces sin pensar las cosas.

Si se fija en todos los detalles del plato, lo gira una y otra vez, le toma fotografías y luego que ya lo tiene observado, recién comienza a probar la comida. Este hombre es  tan detallista con la comida, como también  suele serlo en la vida, se toma todo muy en serio, tiene su propio estilo de hacer las cosas.

¡Ahora ya sabes!

Salgan a comer y observa…

Dabalash Oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *