“El Baile” La Mejor Medicina para el Cuerpo, la Mente y las Emociones

Bailando

Es sabido que la actividad física  nos trae múltiples beneficios (físicos, psicológicos y emocionales) muy importantes para nuestro sano desarrollo integral.  El baile es una excelente manera de mantenernos en forma en todos estos aspectos, además es divertido y estimulante, fuente de gran energía.

“Sólo quien baila, sabe lo gratificante que resulta esta actividad.”

A continuación mencionamos algunos de los beneficios del baile.

Por medio del baile expresamos  sensaciones, emociones, sentimientos y estados de ánimo de forma natural y desinhibida. Canalizamos esas emociones reprimidas y  socialmente no aceptadas como la ira, la tristeza, la angustia, la ansiedad.

El baile fomenta la espontaneidad y la creatividad.

Estamos en constante contacto con uno mismo, con  nuestro cuerpo, con nuestras  sensaciones.

Nos brinda la oportunidad de relacionarnos con muchas personas afines. Mejora las relaciones interpersonales, el desarrollo de habilidades sociales.

 El baile es una actividad social y se ha comprobado que las actividades sociales ayudan a que las personas tengan una vida más longeva y sana.

Es un entretenimiento placentero y relajante por lo que influye en nuestro estado de ánimo de forma positiva.

Es un ejercicio que nos mantiene totalmente enfocados en el momento presente, lo que significa dejar a un lado los problemas y preocupaciones diarias, para después retomar nuestra rutina con una mayor claridad, tranquilidad y optimismo, lo que es necesario para la resolución de conflictos.

Nos induce a la alegría, aumenta la vitalidad, conduce a la motivación y forma un carácter más positivo.

Regula el estrés, reduce el riesgo de depresión e incluso la combate.

A veces nos resistimos a bailar por caracterizarnos como una persona tímida, por temerle al rechazo o al ridículo, sin embargo, esta actividad con la práctica, ayuda a vencer  estos tres aspectos.

Mejora la autoestima y la seguridad en uno mismo, la persona experimenta un aumento de la auto-confianza. Cada paso es un logro, cada baile va contribuyendo a adquirir y reforzar positivamente el  auto-concepto, proyectando así, esa confianza y seguridad en muchos aspectos de nuestra vida.

Los bailes estructurados requieren memorizar una serie de pasos y movimientos que estimulan nuestro cerebro, proporciona desafíos mentales ; concentración,  coordinación, memoria, atención, agilidad mental, entre otros. Esto quiere decir que el baile beneficia al cerebro a corto y a largo plazo. Bailar es uno de los mejores remedios contra el envejecimiento cerebral.

A cualquier edad, el baile ayuda a aumentar la actividad cognoscitiva del cerebro. Esto quiere decir que nuestra capacidad de adquirir conocimientos y aprender cosas nuevas aumenta con el baile.

Danzar estimula el sistema nervioso central y la actividad cerebral mucho más que otras disciplinas deportivas.

La música nos brinda alegría, bailarla despierta nuestra destreza. Nos pone el movimiento.

Ayuda al desarrollo de la disciplina y el autocontrol.

Desarrolla la sensibilidad de la persona.

Se conoce un nuevo arte, porque bailar es un ARTE.

Puede ser un pasatiempo genial sin importar el sexo o la edad de la persona que busca practicarlo.

Dentro de esta actividad hay mucha diversidad de géneros y ritmos para que escojas la más afín, la que más te acomode o te despierte emociones.

El baile sin duda, aporta calidad de vida y rejuvenece.

Poco a poco gracias al baile se empieza a adquirir un mayor dominio y control del espacio. Mejora la agilidad, el equilibrio y la coordinación de movimientos.

En cuanto a lo físico, el baile puede ayudarnos a corregir malas posturas y contribuye a la tonificación de nuestros músculos. Con la práctica constante, nuestro cuerpo va definiéndose y percibiéndose más hermoso.

Es una actividad física que no sueles dejar tan fácil porque no representa un sacrificio, el baile no suele abandonarse como el gimnasio por ejemplo. Las personas se divierten mientras se ejercitan.

 

People Dancing Vector - vector illustration.

 

La danza mejora la salud del corazón.

Es útil para la pérdida de peso.

Mejora el rendimiento físico, después de bailar, más que sentir cansancio, se siente una renovación de energía impresionante.

Mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia.

Ayuda a controlar la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre.

A largo plazo, una práctica regular de baile podría prevenir la osteoporosis.

Facilita la circulación de la sangre y el tono de la piel.

Mejora tu imagen y tu capacidad de seducción.

La danza del vientre es muy efectiva para las mujeres ya que favorece  el buen funcionamiento del aparato reproductor: fortalece los músculos de la vagina y mejora las molestias de la menstruación y la menopausia.

Así que si no te has animado, hazlo ya, te aseguro que no te arrepentirás.

“Mientras bailo no puedo juzgar. No puedo odiar, no puedo separarme de la vida. Solo puedo estar alegre y entero. Es por ello que bailo.”

– Hans Bos.

Dabalash Oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *